Las puertas son la principal barrera de protección entre el exterior y el interior de una clínica, hospital, restaurante, colegio, hogar, negocio o empresa, en definitiva, de cualquier establecimiento. Las puertas junto a las piezas que la componen (manillas puertas interiores, manivelas, embellecedores, cerrojos, etc.) son el elemento de seguridad de vital importancia para asegurar la protección del lugar a través del control de los accesos del lugar por medio de estas.

Una puerta de calidad en combinación con los elementos que la componen es de suma importancia para combatir o aminorar los posibles problemas que pueden surgir. Como lo es el riesgo de estar a la merced de los bandidos, quienes están cada vez más especializados en las nuevas técnicas de robo e invasión como: el bumping, ganzuado impressioning, empleo de taladro, imán, inhibidores de frecuencia o cámara en la mirilla, entre otros.

Si una puerta y los elementos que la componen no tienen un mínimo de grado de calidad en su seguridad y fuerza, los individuos que se encuentran dentro del establecimiento están expuestos a una profunda vulnerabilidad, expuestos a la entrada de personas ajenas o desconocidas.

Las puertas de los hospitales o clínicas es un eslabón más dentro de la cadena de valor que caracteriza a estos centros de cuidado y salud. Su importancia radica en salvaguardar y proteger a los pacientes con las instalaciones apropiadas.

Importancia de una puerta en una clínica o centro de salud

Todas las personas acuden a centros de salud tales como clínicas u hospitales para mantener o mejorar su salud o ser atendidos de urgencia. Y esto se consigue gracias a la labor de enfermeros, médicos, auxiliares sanitarios, en general, personal sanitario, que está cualificado para ofrecer el tratamiento adecuado para cada paciente.

Y para ofrecer el mejor servicio, los especialistas en salud se apoyan en aparatos, instrumental o maquinaria para la salud de alta calidad, puesto que al contar con los materiales adecuados pueden lograr que las emergencias estén más controladas.

Desde una camilla hasta los cimientos, paredes y manillas de puertas interiores, absolutamente todo, es importante para que las actividades diarias de una clínica u hospital puedan llevarse a cabo de la mejor manera. En este sentido, entre los últimos elementos que se suele instalar en la construcción de una clínica se encuentran las puertas. Sin embargo, no por quedar últimas quiere decir que tengan menos importancia, ha quedado claro que son una prioridad para mantener la seguridad e intimidad de los pacientes de una clínica o centro de salud.

Elementos que componen la puerta

En el mercado actual se pueden encontrar puertas de todo tipo de tamaños, diseños, colores, con manillas puertas interiores, sin manillas o eléctricas, de cristal, insonorizadas, etc. Gracias al avance tecnológico cada vez es más grande la diversidad de puertas de máxima calidad en seguridad y protección que se pueden encontrar.

Las puertas para clínicas y centros de salud deben garantizar la higiene y evitar la propagación de bacterias, superando las exigencias de sanidad respecto a hermeticidad, protección anti-X, herméticas, aislamiento acústico y térmico, facilidad de limpieza o desinfección de los materiales.

De esta manera encontraremos puertas del tipo pivotantes para las habitaciones de hospital, las correderas hospitalarias, las especiales para quirófano, las especializadas para salas de rayos X, las de cortafuegos, las de pasamanos de pared, puertas acorazadas, entre otras.

Elementos de una puerta estándar para clínicas:

  • Bisagras: que permitan una correcta movilidad de la puerta al abrirse.
  • Embellecedores de calidad: que refuercen la colocación de las manillas de puertas interiores.
  • Bombín o cilindro de máxima seguridad: en las puertas que lo precisen.
  • Cerraduras: en las puertas que no necesiten usar llave o se requiera de un elemento extra de seguridad.
  • Amplia gama de recubrimientos que aseguren la máxima durabilidad.
  • Se las puede encontrar fabricadas con marcos de aluminio anodizado.
  • Manillas puertas interiores: en el mercado se pueden encontrar una gran variedad de estilos, formas, colores, de aluminio, de acero inoxidable, entre otros materiales, siendo las de Manistil las más recomendadas.

Manillas de puertas interiores de calidad de Manistil

Manistil cuenta con más de 30 años de experiencia en el mercado y tendencias sobre las manivelas, manillas, pomos, tiradores, seguridad para puertas, etc. Trabajan diariamente para ofrecer una amplia variedad de productos con un valor de calidad-precio de lo más competente.

Como se ha podido apreciar, las puertas para clínicas se posicionan como el elemento que brinda seguridad y confianza al personal sanitario, a los pacientes y sus familiares. Por ello, en Manistil trabajan para seguir satisfaciendo esas necesidades de la infraestructura y las necesidades del profesional más exigente.

Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *