Ponerse como reto cambiar de hábitos a rutinas más saludables conlleva replantearse y evaluar con un criterio sano y realístico las malas decisiones u opciones que tomamos diariamente. La idea de conseguir ese cuerpo 10 que exige el mundo, la sociedad, los medios de comunicación y tu mismo/a, deriva en una frustración y desánimo por no alcanzar, o mejor dicho, rebajar esos kilos o, aún peor, colocarlos donde sí deberían estar presentes.

Sí, este es un post sobre qué hábitos de vida saludable se podrían seguir para alcanzar esa vida saludable, pero no es un listado de cosas que debes hacer para bajar de peso y alcanzar ese peso ideal que dictan las revistas de moda. Recordemos que la industria de moda coloca sus prendas en personas que pasan a ser percheros de pie.

Lo único que realmente se tiene, la única prenda que es nuestra, por ahora y siempre, es nuestra piel, nuestro cuerpo y por ello se debe cuidar.

He aquí el listado de hábitos de vida saludable

Sí, aquí se propone un listado de cosas que seguramente ya sabes -a quien esté leyendo esto- o estás cansado/a de leer pero lo redactamos desde una perspectiva de conciencia para que por medio de la inteligencia emocional se entienda la necesidad de estos hábitos de vida saludable. Por ejemplo, no es que se deba hacer deporte 4 veces a la semana sino porqué es necesario hacerlo.

Empezamos:

  • DEPORTE: Activa el cuerpo, contribuye a su flexibilidad, acelera el metabolismo, ayuda a tener mejores reflejos, mantiene la mente ocupada, es liberador, es diverso y flexible. Marcarse unas rutinas de ejercicios es perfecto pero ¡cuidado! Que no derive en frustración por no alcanzar las 20 flexiones que te habías marcado. El deporte es una actividad necesaria para mantener nuestro organismo activo y contribuir a expulsar las toxinas de nuestro cuerpo pero se deben marcar retos alcanzables y continuar con ellos hasta poder marcarse niveles superiores. La satisfacción de hacer deporte, que te agrade y que te suba el animo y la autoestima es la clave de todo.



  • DIETA SANA: Existen más de 86 millones de entradas en internet sobre la dieta sana acudir a un nutricionista es lo más lógico, entender las necesidades de tu cuerpo y ser consiente de tu alimentación es lo básico. No todos los menús deben basarse en verduras, la dieta sana es aquella que incluye todos los alimentos de la pirámide nutricional en las proporciones adecuadas, las que cubran las necesidades de tu cuerpo y las que necesitas para sentirte saciado/a. Sí, es muy complicado autoeducarse, pero es lo mejor que se puede hacer por uno/a mismo/a, entender el porqué de lo sano y el porqué es malo lo que, aparentemente, sabe mejor.



  • EVITAR EXCESOS DE ALCOHOL, TABACO Y DROGAS: Las razones por las que se deberían evitar son más que evidentes y seguramente ya sabes el porqué. Seguimos.

  • MANTENER UNA BUENA HIDRATACIÓN: El agua mineral natural limpia, purifica e hidrata. Es importante entender porque no es recomendable consumir bebidas azucaradas y esos refrescos tan famosos que beben en los anuncios personas jóvenes, atractivas y con ese cuerpo 10 del que se habla demasiado. Y cuidado con los refrescos light que son igual de malos por sus conservantes y edulcorantes, colorantes, cafeína y otros componentes químicos perjudiciales para la salud.



  • DORMIR 8 HORAS DIARIAS: sentirte descansado es la mejor sensación que existe. Eso y… lo hablaremos a continuación. Dormir las horas que necesita tu cuerpo es reiniciarlo al despertar y poder mantener la energía necesaria para realizar las tareas del día.
  • SALUD SEXUAL: Nuestra vida sexual no puede ser menos. También es deporte y comer rico y sano -lo entendéis-. Tener una buena salud sexual es fundamental para que la mente y cuerpo estén en plenas condiciones. Lo importante es variar e innovar con tu pareja sexual en posturas sexuales, es un ejercicio que reduce el estrésmejora el sistema circulatorio y además calma dolores musculares. Todo ventajas, ¿verdad?
    Lo único, hay que destacar que siempre debe ser deseado y consentido, de lo contrario no es sexo.



  • SALUD MENTAL Y DESARROLLO PERSONAL: Acudir a profesionales de la psicología es muy importante. Las situaciones familiares, personales, de pareja, el entorno social, la economía, la situación laboral, la contaminación ambiental, el capitalismo… Todo, absolutamente todo, hoy en día, tal y como están las cosas, puede suponer un estrés que resulte en ansiedad. Es importante es estar rodeado de personas que muestren respeto y afecto hacia tu persona y hacia lo que les rodea y contribuir, desde tu posición en este planeta, en lo que se pueda para proteger y mantener el suelo y entorno que habitas. Al fin y al cabo, después de tu cuerpo, es el segundo lugar donde vives.



  • DESARROLLO PROFESIONAL: Alcanzar un buen desarrollo profesional es casi igual de importante como hacerlo personalmente. Disfrutar trabajando o estudiando y apasionarnos por “hobbies” y convertirlos en nuestra profesión es lo más deseado, Go for it! Sentirse realizado/a hará que comiences cada día con ilusión y ganas de esforzarnos por las tareas diarias que se nos presentan. Además, un buen desarrollo profesional nos ayudará a estrechar lazos con compañeros de trabajo, lo que favorecerá nuestra vida social y personal.

En conclusión, aliméntate bien, muévete de la manera que más te guste y en compañía, si quieres y se puede, bebe agua, y no seas esclavo/a de tu cuerpo

Haz que tu cuerpo trabaje para ti, persigue la mejor versión de ti mismo/a, date caprichos con moderación y conciencia. Pide ayuda y asesoramiento de profesionales, siempre.

Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *