Los Gallegos, los más sanos

Se trata de un instrumento que permite elaborar planes de acción específicos dirigidos a los principales extractos de pacientes. En los datos aportados por los responsables de los sondeos en Santiago de Compostela, cabe destacar que el 23% de la población actual corresponde a ciudadanía envejecida, lo cual obliga a cambiar el sistema sanitario otorgando mayor atención a las enfermedades y dolencias que suelen aparecer en edades avanzadas.

Los datos de dolencias aportados por el Servizo Galego de Saúde (SERGAS) y sus correspondientes medidas de mejora son:

  • Un 15 % de pacientes con enfermedades crónicas estables: ante este dato se plantean mejoras en la aplicación de estrategias de gestión de la enfermedad.
  • Un 34% de enfermedades crónicas menores: en este sentido el servicio de salud de Galicia en encargará de fomentar el autocuidado y la capacitación y manejo del propio autocuidado de los pacientes con estas dolencias.
  • Y finalmente el 4% de los crónicos con mayor grado de complejidad y con altas necesidades médicas de cuidados de salud. Ante estos pacientes el objetivo principal se basará en estrategias específicas de gestión de los casos de forma personalizada.

Mayor fijación y prevención en ciertas enfermedades

La idea no solo se basa en mejorar el tratamiento ante ciertas dolencias. Otro aspecto importante de esta clase de estudios es la posibilidad de generar medidas de anticipación de posibles descompensaciones sanitarias. La prevención de cualquier tipo de enfermedad crónica supone una enorme mejora de la calidad de vida de la ciudadanía pero también repercute positivamente en los gastos sanitarios, puesto que los constantes tratamientos de enfermedades crónicas suponen un elevado gasto a la sanidad pública.

La longevidad gallega

Aunque parezca algo novedoso, hay que recalcar que la población gallega ha sido siempre un referente de salud en la sociedad española. Los hábitos alimenticios correctos y una vida tranquila son algunas de las causas que apuntan al mantenimiento de la salud de esta población. La consecuencia de estos datos de salud tan positivos es evidente: una mayor longevidad de la población gallega, comunidad que puede presumir de ser la más longeva de todo el país.

Algunos datos recogidos durante el 2014 revelan que el la comunidad gallega viven alrededor de 1.150 personas con 100 años o más. Así que es ente 2015, podemos esperar que esta cifra aumente paulatinamente. En este sentido podemos destacar a las mujeres, que representan casi el 78% de los centenarios. El Instituto Gallego de Estadística (IGE) especula que en 2025 la población gallega contará con al menos el doble de personas centenarias en sus registros, más de 2.200 personas habrá llegado a los 100 años de edad y los porcentajes entre hombres y mujeres se igualarán un poco más, aunque siempre será la mujer quien presente la mayoría de centenarios tanto en Galicia como en el resto del país.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios. Al seguir navegando, entendemos que acepta su uso. Más información