Los españoles, líderes mundiales en Trasplantes

Servicio público, gratuidad y solidaridad

Una de las causas más destacada por la que nuestro país es líder mundial en trasplantes es la predisposición de la población, quien entiende la necesidad de los pacientes que requieren un trasplante, así como un enorme sentimiento de solidaridad de la población en el ámbito de la salud.

Además de la positiva respuesta poblacional a la hora de donar órganos, la iniciativa sanitaria también es un valor añadido. Al basar la sanidad en un derecho universal, público y gratuito, la predisposición a realizar este tipo de cirugías en clínicas y hospitales públicos se encuentra presente en cualquier provincia. El hecho de que sea público permite centralizar las listas de espera y la recepción de órganos en cualquier punto del país, lo que agiliza enormemente la administración y la conexión de pacientes y donantes.

La sombra de la privatización

Existe cierto "miedo" por parte de mucha gente ante el enorme aumento de la privatización en la sanidad de nuestro país. Uno de los campos que más se puede ver afectado es el de las donaciones, ya que las listas de espera podrían ver modificados sus criterios, pudiendo priorizar a aquellos pacientes que más pudieran pagar por las operaciones más cotizadas. O incluso podrían empezar a desecharse las solicitudes de aquellos pacientes que no puedan costearse los gastos requeridos en esta clase de intervenciones.

Si comienzan a establecerse prioridades en pacientes por motivos económicos, la sanidad dejaría de ser un derecho público, gratuito y universal. Lo que daría lugar a enormes desigualdades, así como la aparición de posibles agrupaciones ilegales relacionadas con el tráfico de órganos. Otra consecuencia en cadena sería la reducción de solidaridad por parte de los donantes, muchos de ellos dejando de ser donantes altruistas y buscando una compensación económica por sus órganos.

Una población orgullosa de su sistema de trasplantes

Los españoles siguen luchando incansablemente a favor de la solidaridad sanitaria par que miles de ciudadanos con dolencias crónicas mejoren su calidad y esperanza de vida. Esperemos que siga siendo un referente para todo el mundo y sirva como ejemplo en la implantación de todas las medidas contempladas en el Plan de Acción que desarrolla la Directiva Europea sobre Calidad y Seguridad en la donación y el trasplante.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios. Al seguir navegando, entendemos que acepta su uso. Más información