La crisis incrementa la mortalidad por enfermedades cardiovasculares

La Sociedad Europea de Cardiología confirma que la crisis afecta a la salud de la población española. A todo ello cabe sumar la situación socio-política, que promueve de enormes recortes, desfavoreciendo a las familias con graves riesgos de exclusión social y pobreza. Si a ello añadimos los constantes casos de corrupción y despilfarro, la indignación y frustración de los ciudadanos se convierte en una atmósfera depresiva y un empeoramiento de los hábitos diarios.

La mala alimentación, falta de higiene y cuidado corporal son consecuencias visibles del estrés y la depresión de muchos ciudadanos que no pueden afrontar la crisis y los recortes sociales y sanitarios llevados a cabo por la sector socio-político.

Otro factor importantísimo en cuestión de recortes es el de la educación. A falta de un nivel educativo eficaz, los hábitos del cuidado de la salud se ven menguados y las pautas alimentarias empeoran enormemente. El principal problema en este sentido son los malos hábitos que se desarrollan en los individuos, lo que propiciará a graves patologías cardiacas, menor calidad de vida y más gasto en tratamientos, maquinaria, ingresos en hospitales y operaciones. Pero son tales los recortes que los más jóvenes pertenecientes a familias pobres ya se ven afectados por falta de alimentos y supresión de los comedores escolares.

Los sistemas de prevención

En el campo de la prevención, cabe destacar el papel de las dietas, concepto que los pacientes han acogido con gran interés, evitando con ello problemas de sobrepeso, la diabetes o la hipertensión.

No obstante, también se confirma una disminución de los recursos para prevención de problemas cardiovasculares. Las medidas preventivas útiles para llevar a cada individuo a cambiar el estilo de vida y corregir los factores de riesgo que le atañen, son hoy por hoy bastante escasas debido a la falta de personal y recursos económicos.

La Sociedad Euroea de Cardiología confirma que las enfermedades cardiovasculares suponen la principal causa de muerte, con más del 30% de los fallecimientos en 2012 en nuestro país.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios. Al seguir navegando, entendemos que acepta su uso. Más información